Si el señor es mi pastor, ¿Donde está?

Que difícil me resulta escuchar los rezos, sobre todo esos que se pronuncian en los entierros...El Señor es mi pastor; nada me falta. En verdes praderas me hace descansar, a las aguas tranquilas me conduce, me da nuevas fuerzas y me lleva por caminos rectos, haciendo honor a su nombre.
Aunque pase por el más oscuro de los valles, no temeré peligro alguno, porque tú, Señor, estás conmigo; tu vara y tu bastón me inspiran confianza.
Me has preparado un banquete ante los ojos de mis enemigos; has vertido perfume en mi cabeza, y has llenado mi copa a rebosar.
Tu bondad y tu amor me acompañan a lo largo de mis días, y en tu casa, oh Señor, por siempre viviré.

Quizás puedan entenderme mejor si ven antes el vídeo que les dejo al final, solo tiene poco más de un minuto, pero en el esta condensado el sufrimiento que me produce escuchar esa oración mientras contemplo el sufrimiento y la maldad humana.

Como creo haber dicho en alguno de mis blog, yo crecí educado en la religión católica y eso me hacia sentir protegido. Pero mientras crecía,  vi la maldad que albergaba esta humanidad y poco a poco las oraciones las fui desmenuzando para entenderlas, sin encontrar ninguna realidad que apoyara esos rezos...

Al estudiar historia, vas dándote cuenta de la realidad de esta y otras iglesias, llenas de violencia, conquistas y sangre. En la actualidad se intenta convivir en armonía entre las religiones, pero aún quedan muchos fanáticos que utilizan la religión para asesinar, conquistar y oprimir a sus hermanos.

Los grupos extremistas musulmanes, matan dedicándole a su dios las muertes ajenas y las suyas propias...Pero ya nos hemos olvidado de los cruzados que llegaron a Jerusalen para conquistar la ciudad asesinando a los musulmanes y apoderarse de sus riquezas en el nombre de la cruz...y todas esas conquistas a través del mundo en las que directa o indirectamente la religión ha asesinado a más gente que Hitler con su holocausto...

Pero lo más falso para mi, es esa oración de los entierros...¿en verdes praderas me harás descansar?, ¿Me has preparado un banquete ante los ojos de mis enemigos?, pues que se lo digan a este niño de la foto...

Lo que más motiva a las masas es dios. Desde niños nos metieron en la cabeza a sangre y palos el miedo y el castigo por nuestras acciones y con eso nos desviaron de lo que realmente tenia que importar, que si hay un dios el miedo no es una opción, solo el respeto y el amor por nuestros semejantes.

Yo me quedé sin pastor hace muchos años, desde que pude comprender, que ese pastor del que me hablaron, ya no seguía en esta tierra...

El Señor es mi pastor...


El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de  justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tú vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; mi copa está rebosando...

Esta oración que se hace el día de tu entierro, me hace pensar en todos esos muertos de la humanidad que les faltó de todo, que murieron de hambre, que no descansaron en su vida porque las aguas turbulentas por las que transitaron, les hizo no tener un minuto de paz hasta el día de su muerte...

Muchos hemos vivido en ese valle de la sombra de la muerte con el miedo metido hasta las células del cuerpo, aunque pasáramos la vida rezando, nos quedamos sin aliento. ¿La mesa? no hay nada más que mirar los millones de personas que cada día mueren sin tener algo que llevarse a la boca...

Yo aunque estos entierros los viva en películas, me producen tanta tristezas esas oraciones, que inevitablemente lloro de dolor e impotencia. Dolor por esa persona si en algún momento o toda su vida transcurrió entre tamaña falsedad...Aunque a veces, creo que me hace llorar la necesidad de que todo eso que se dice, se convirtiera en una realidad tangible...impotencia por saber como me engañaron desde niño en un asunto tan vital como seria vivir sin miedo por no tener su vara y su cayado.

La oración del comienzo se hace en la mayoría de los entierros, para mi es muy chocante que la hagan personas que como los carteles de la droga que se dedican a asesinar cada día. Es tremendo lo de esas capillas con santos que son narcotraficante donde van a rezar y los tratan como a santos. Cuando los entierran también dicen, El señor es mi pastor...

Todos hemos visto una foto de Internet donde se ve a un niño agachado en los huesos y unos buitres esperando su muerte, el solo tubo la mala suerte de no caminar por verdes valles, ni nadie le preparó la mesa, solo vivió cuatro años sin pastor que le hiciera tener lo necesario para vivir. Ese seria mi santo si yo creyera en ellos. Pero ese niño sirvió de pacto a los buitres y no necesitó en ningún momento de que el señor fuera su pastor...

Ángel Reyes Burgos

Respeto a las creencias...

El 84% de la población mundial, pertenece a algún tipo de religión y creen en algún tipo de Dios. Traducido en cifras supone mas de seis mil millones de creyentes. De esa cantidad de creyentes, los cristianos arrojan un saldo aproximado de dos mil millones en el planeta, pero solo la mitad son católicos. 

Los musulmanes representan una buena cantidad que sobrepasa los mil millones. Los hindúes le siguen muy de cerca con ochociento cincuenta millones. Los budista le siguen con la mitad de esa cantidad y hay muchos cientos de otras religiones étnicas como los teístas y otros animistas...

Tenemos en total alrededor de 10.000 religiones diferentes y cada una de ellas estan subdividida y clasificadas...los cristianos por ejemplo, pueden ser distribuido en unas 34.000 denominaciones distintas. Yo me pregunto continuamente el porque tantas personas creen que la suya es la verdadera y aunque por una parte, yo pueda caer en el error de pensar que 2.000 millones de cristiano no pueden estar equivocado, por ese principio tampoco puedo pensar  que 1.000 millones de musulmanes o los hindúes tengan que estar errados en sus creencias...¿Porque la mia tiene que ser la verdadera?

En una conferencia que vi de Michael Shermer, planteaba una pregunta...¿Cuales pueden ser las posibilidades de que ellos estén en lo cierto y yo no. ¿Que pasa con los miles de millones de personas que vivieron antes de Cristo? y todas las que vivieron después pero no creen en el, ¿Están equivocadas?

Absolutamente todas las religiones y creencias en dioses, se han construido por una necesidad psicológica y ninguna de ella es mas cierta que otra, se idearon desde las primeras civilizaciones con motivo de tener una serie de normas sociales y espirituales que ayudaran a la convivencia.

Las religiones en si no son malas, ninguna de ellas, pero si los hombres que la dirigen a su antojo. Algo importante es no olvidar que la nuestra solo es importante para nosotros mismos y dejarnos de ser tan egocéntrico creyéndose en posesión de la verdad absoluta y darle el espacio y el respeto que otras religiones merecen...

Ángel Reyes Burgos

La guerra de los dioses...

En las mitología a lo largo de la historia de las diferentes comunidades humanas, los dioses se pelean entre ellos y con los humanos. pero la mitología es solo eso, mitos creado por el hombre en su necesidad de cubrir sus carencias y sus miserables vidas, de entidades superiores en los que apoyarse para darle un poco de sentido al vacío que tenemos...pero sobre todo, se han creado todos esos dioses para que le sirvan de instrumento para rendir las voluntades y que le sirvan a todos estos jerarcas de las iglesias a cubrirse de oro y riquezas...

En este cuadro de la capitulación durante el periodo Tolteca en la época del descubrimiento, protegido por las lanzas de los soldados, se encuentra la flor y nata del clero de la época y los dirigentes políticos y militares, ¿pero que es lo mas destacado?...Detras del obispo representante del papa, se encuentran altas dignidades de la iglesia contando el oro y haciendo balance de lo obtenido. 

Ese ha sido siempre el objeto que ha movido a las religiones a apoyar las invasiones y las guerras y aunque este articulo lo titulo, La guerra de los dioses, es algo mucho menos prosaico, es tan bajo como masacrar a civilizaciones enteras solo por expandir su poderío apoyado por los militares y mercenarios que lo acompañan...

Toda la historia nos la trasmite de una u otra forma y en cualquier tiempo y sociedades. Aunque a veces disfrazada de luchas intestina entre los dioses....Como si no hubiera suficiente con las similitudes genealógicas y guerreras entre dioses griegos e hindúes, las tablillas descubiertas en los archivos reales hititas (en un lugar que, en la actualidad, recibe el nombre de Boghazkoi) contenían más relatos de la misma historia, la de la lucha por la supremacía entre los dioses a medida que se sucedían las generaciones. 

Los textos más extensos que se han descubierto trataban, como sería de esperar, de la deidad suprema hitita, Teshub; concretamente, de su genealogía, de sus legítimas pretensiones de controlar las regiones superiores de la Tierra, y de las batallas que el dios KUMARBI había lanzado contra él y contra sus descendientes. Al igual que en los relatos griegos y egipcios, el Vengador de Kumarbi se ocultaba con la ayuda de dioses aliados hasta que crecía, en algún lugar en una parte «oscura» de la Tierra. Las batallas finales tenían lugar en los cielos y en los mares; en una de esas batallas, Teshub recibía el respaldo de setenta dioses con sus carros.

El mundo conoce muchos ejemplos de los defensores de la fe que mataron o siguen matando a quienes piensan de manera diferente. La historia y la religión están tan interconectadas entre sí que mucha gente cree que no pueden separarse. Los argumentos de quienes sostienen este punto de vista son parecidos: no hay diferencias ente la sangre que derramó la Inquisición católica, la masacre religiosa de la Guerra de 30 años o el terrorismo de los grupos yihadistas actuales. 

Los conflictos en que interviene la religión, a menudo ligada a diferencias de carácter étnico, han proliferado en las últimas décadas en diversas partes del mundo: Irlanda del Norte, los Balcanes, Sri Lanka, la India, Nigeria… Por lo tanto, no es sólo el terrorismo islámico lo que ha planteado, una vez más, si la religión tiende a fomentar la violencia en lugar de evitarla y si la religión no será la fuente, en lugar de la solución, al problema de la violencia. Actualmente se acusa a las tres, en tanto que “religiones monoteístas”, de ser más favorables al empleo de la fuerza que las religiones “politeístas” o las religiones “no teístas” (como el budismo).

Partiendo de la premisa de que yo no creo en ningún tipo de dios, me tengo que retractar del titulo de esta entrada como dije antes, porque el hombre y solo el hombre en nombre de sus dioses imaginarios, son los responsables de tanta maldad gratuita con la que nos destrozan la vida

Religión y esclavitud...

La Iglesia de la época colonial americana, en ningún momento condenaba la esclavitud y más  de sesenta millones de personas fueron cazadas en África para servir en América. Ante los ojos de los blancos, todos eran, sencillamente, “negros”. Había gente de Camerún y Congo, conocidos como “congos”, estaban los “vénguelas”, de Angola, los “cafres”, de Mozambique y Madagascar, y los “mandingas”, de Guinea, entre otros. 

Parece que ni el papa ni sus bizarros conocían la biblia o le importaba bien poco lo que dijera, pues en Gálatas 3:28 hay escrito en la biblia esto: Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús…pero el papa Paulo III en 1548 confirma el derecho a tener esclavos…

El papa Nicolás V legitimó el comercio de esclavos en su bula “Divino amore communiti” (por amor divino a la comunidad), ¿Cómo puede un papa invocar al amor divino ante esa atrocidad? el 18 de Junio de 1452. Por esto el comercio de esclavos fue legal y no causó ningún escrúpulo en los participantes. en 1452, permitía al rey de Portugal someter a los sarracenos, paganos y otros infieles, incluso reduciéndolos a perpetua servidumbre. Pío II, en 1462, amenaza con castigos a los que esclavizan neófitos, pero no condena el comercio de esclavos. Paulo III en 1548 confirma el derecho a tener esclavos, incluso por los eclesiásticos…

En las tierras descubiertas de América, tanto los Papas como los reyes de España se oponían a los conatos de los conquistadores y colonizadores, necesitados de mano de obra, de reducir los indios nativos a esclavitud.  Otras instituciones, no muy lejanas de la esclavitud, proveyeron la mano de obra indígena que necesitaban los colonos, como la encomienda y el yanaconazgo; pero los abusos rebelaron algunas conciencias cristianas como la de Bartolomé de las Casas y provocaron la importación de esclavos negros de África.

Este libro que escribo, se haría interminable si me dedicara a traer a colación toda la documentación y artículos que hablan sobre la esclavitud y no es el caso, solo quiero dejar en cada reflexión constancia de lo abominable que ha sido el comportamiento de esta y otras Iglesias que se han aprovechado de estas y otras prácticas ignominiosas…

En este comercio no estaban involucrados sólo mercaderes, sino que en sus beneficios participaban nobles, grandes familias, casas reales, obispos, órdenes religiosas, masones...  Las condiciones de la travesía eran abominables, y no pocos negros dejaban en ella la vida. La suerte de los esclavos sobrevivientes una vez llegados era, lógicamente, variable, según los amos que los compraban y las tareas a que los destinaban, pero era en general dura y cruel.

Pero eso no es solo del pasado, en la actualidad Los “Niños de la Calle” son un colectivo de más de cien millones (mire bien esta escalofriante cifra) de menores, de entre 3 y 16 años, que viven solos, sin protección familiar ni social alguna, en condiciones muy extremas. Debido a su naturaleza vulnerable, están expuestos a ser usados por mafias de trata de menores para prostitución, explotación laboral y tráfico de órganos y drogas…nosotros también tenemos nuestra propia esclavitud, por los mismos motivos que movían a los siglos del  XV al XIX, una aberrante necesidad de muchos seres humanos por explotar a otros en su propio beneficio…

Por lo menos en la actualidad, la Iglesia se ha desmarcado de esas prácticas, algo es algo…¿Donde esta Dios?

Ángel Reyes Burgos

Money, money, money...


Dinero dinero dinero...Un marco, un yen, un dólar o una libra...Muchos recordareis esta canción que Liza Minnelli cantaba en la película Cabaret...Es la misma que suena en mi cabeza cada vez que visito una Iglesia o veo documentales sobre otras religiones del mundo...

Nuestras iglesias no te dan un solo sacramento gratis, bodas, bautizos, funerales o una simple misa a los difuntos hay que pagarlas. Yo entiendo que una iglesia no puede estar sin alguna aportación para su mantenimiento y restauración, pero es una vergüenza y una usura los precios que cobran por cada uno de los servicios y eso durante toda la vida en la que necesita sus servicios. 

Es increíble, si se lee sobre la época en la que se construyó la Catedral de Sevilla, la cantidad de obreros que morían en la calle junto a la catedral por agotamiento he inanición, Aunque es muy hermosa, si dios hubiera existido, pienso que la derribaria esa y todas las catedrales e Iglesias. 

Aunque cobran una buena cantidad por los servicios, no es comparable con lo que cobra el monje de un centro budista que se acerca a los 1.500 euros por una boda. No es de extrañar el lujo de la que hace ostentación esos templos...pero nunca llegara a la suntuosidad que respira todo el Vaticano...

Si bien parece que algo está cambiando, porque el papa Francisco, muy sensible a estas cosas, esta llamando la atención a los responsables religiosos de los diferente templos cuando comenta  desde el Vaticano su rechazo al cobro que realizan algunas iglesias por celebrar los sacramentos, como bautizos, primeras comuniones, confirmaciones y matrimonios.

Bergoglio agregó que: La salvación ni tiene precio ni se puede pagar con dinero, No tiene precio participar en las celebraciones de la iglesia y por ninguna razón debería existir ambición económica por parte de los sacerdotes. Es un derecho para los cristianos y las puertas de la iglesia siempre deben estar abiertas y sin tarifas...pero sus palabras creo que han caído en saco roto, porque se sigue cobrando por los servicios religiosos. Recabando información para este libro, me entero de que un cura por salir en una procesión cobra 150 euros.

Como he dicho en otras reflexiones, la religión solo ha servido para enriquecer bolsillos ajenos y eso no va a cambiar por una razón, ¿quien no le hace una misa de difuntos a un padre? si es algo con lo que hemos vivido toda la vida, como si esa misa le fuera a servir al difunto para algo...Tenemos el coco tan comido como lo tienen los fanáticos religiosos musulmanes y eso empieza desde que nacemos en ese núcleo familiar, imbuidos por la necesidad de pagar a la Iglesia Católica que nos promete la salvación eterna...

Religiones y sacrificios...

En Génesis 22 dios dice: Abraham, sacrifica a tu hijo...Toma a Isaac, tu amado hijo único, ve a la tierra de Moria y ofrécelo como un sacrificio que debe quemarse completamente, en la montaña que yo te indicaré...Si hacemos caso de la Biblia, esta petición de Dios es salvaje incluso si solo es una prueba, porque me hace pensar que los sacrificios rituales si existían de verdad y tenemos constancia de los salvajes sacrificios de otras culturas...y eso produce mucho ruido en mi alma...

Antes de exponer mi reflexión, tendría que aclarar lo que significa el alma para mi. Sin dejar de admitir la posibilidad de un alma espiritual, considero que mientras mi mente esta activa, mi alma está en mi propia consciencia. Esa consciencia, es producto de mi educación, entorno donde me crié, Factores genéticos heredados y mis propias experiencias, que a lo largo de la vida me hacen reflexionar sobre mi mismo y las personas que me rodean.

Mi inquietud constante para poder entenderme a mi mismo y a los demás, me llevó a un estudio multidisciplinar sobre psicología, historia, religiones, humanidades y toda materia que pudiera acercarme al entendimiento del ser humano y el mundo en que vivimos.

Puedo afirmar, que la naturaleza humana no es mala por esencia, (excepto aberraciones mentales que las hay).... pero que si es muy manipulable y que se pueden crear monstruos humanos como la historia demuestra y sobre todo en el ámbito religioso, donde por el propio miedo del hombre y la necesidad de creer en un ser superior, se abre a la charlatanería de personas sin escrúpulos, pseudoreligiosos que meten el miedo en lo mas profundo del corazón, para  conseguir sus propósitos, y que existe desde el origen del hombre con el primer brujo de la tribu, que solo tenia una finalidad, vivir a costa del miedo ajeno al mas allá o a un ser supremo castigador y vengador y con eso nacen los sacrificios humanos.

Prácticamente, cada cultura y región tiene un historial de sacrificios humanos, desde los Romanos hasta los Celtas, pasando por los Aztecas. Los antiguos griegos sacrificaban humanos a la diosa Artemisa, incluyendo el famoso sacrificio de la hija favorita de Agamenón. Incluso a los judíos les puede resultar familiar, ya que Yavhé ordenó a Abraham sacrificar a su propio hijo Isaac....

Muchas fueron las vírgenes Aztecas sacrificadas e incluso por propia voluntad, como un honor a los dioses y esto solo es posible, si los que gobiernan la vida y espíritu de estas personas, las manipulan para sus propios fines y enriquecimiento. El brujo antiguo, sacerdote de su tribu, solo recibía alimento, respeto y prestigio, las religiones sucesoras de esos primeros sacerdotes del alto espíritu, poseen los banco mas ricos del planeta...

Aún en la actualidad, me produce escalofrió esa auto inmolación de los guerreros de Alá, hombres bombas que criados en las madrazas y con el cerebro frito desde niño, se entregan a una causa que le impusieron con la promesa de vivir con setenta y dos vírgenes en el paraíso...(y es probable que a su mujer la tenga virgen..)

A veces mi alma está serena y en paz, sin ruidos, pero se presentan sin ser invitados, los fantasmas que gritan dentro de mi, los hay viscerales, razonadores y emotivos, entre todos forman una gran fiesta en la que me cuesta despedir a los invitados, sufro de priapismo mental y la erección de mis neuronas se hacen insoportables y tengo que sentarme en mi postura de yoga preferida con la puerta de mi consciencia abierta, para que se marchen y me dejen en paz con el silencio de mi alma...pero suelen volver pronto y sin invitación...para recordarme que el mismo dios pide sacrificio...


Ángel Reyes Burgos